Proyectar nuestras emociones…

A veces creo que lo que siento lo llevo escrito en la frente y todo el mundo se está dando cuenta de mi estado de ánimo. A veces vemos en los demás lo que en realidad estamos sintiendo nosotros. Y es que Proyectar nuestras emociones es más común de lo que imaginamos…

Como cuando confundimos Asertividad con Agresividad.

No sé cómo de fina es esa línea que lo divide. No sé cuánto de fundamental es también la actitud del oyente.

Está claro que comunicación es cosa de dos y tan importante es cómo emitamos nuestro mensaje como el otro lo reciba. Así pues, ya tenemos la ecuación, con sus distintas variantes, en marcha.

¿Qué me corresponde a mí?

Por supuesto, intentar que mi mensaje sea Asertivo.

Yo, que soy consciente de la rotundidad de mi forma de expresar, suelo ir un poco más allá. Me gusta acompañar mi mensaje con alguna expresión o coletilla que no deje lugar a dudas de que mi intención es ser Asertiva y no agresiva.

No sé si es porque soy prudente con lo fina que es esa línea, pero me gusta reforzar el mensaje para estar convencida de no traspasarla. Así evito quedarme inquieta pensando si por mi parte podría haber hecho algo más para no hacer sentir mal a la otra parte.

Proyectar nuestras emociones… sé que lo hago, por eso necesito asegurarme que no hiero a la otra persona. Porque proyecto mi miedo en esa conversación.

Aprender a expresernos es todo un arte. Quiero exteriorizar lo que siento. Sin miedo. Ni a ser inoportuna ni a herir a nadie. Eso quiero.

Dominar el arte de la comunicación para mejorar nuestras relaciones personales.

Nadie es capaz de adivinar lo que tú sientes y piensas a menos que tú lo expreses… por más que creas que es obvio ante determinadas circunstancias.

Expresa!!!, Comunica!!! Di lo que piensas!!! Exterioriza!!! No te lo quedes dentro!!! Es una bomba si necesitas decir algo y no lo dices!!! Que el sentido de la prudencia no te calle!!!

No se trata de «soltarlo a lo bestia»… pero sí se trata de no quedarte dentro con esa necesidad de decirlo.

Comunicación, comunicación…

#PorqueAhoraEsMiMomento

Que nuestro estado de ánimo afecte a nuestra manera de comunicarnos es casi inevitable…

Nos vemos en la próxima publicación,

El alma de Ruth.

Y recuerda,

Y si quieres más,

https://www.xing.com/communities/posts/ser-asertivo-no-es-ser-agresivo-1006096005

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *