Mi diario. La pintura de mi voz…

Escribir en mi diario me sigue sentando genial, ¿sabes por qué? porque escribir requiere que te sientes, que desaceleres y que te centres en el aquí y en el ahora.

Es más, requiere que mires hacia dentro de ti y observes cómo te sientes. Piensas en el tema del que quieres escribir… según necesites decides uno u otro, o no, o te vas a cualquier otro tema… tú decides, te dejas llevar.

Quizá necesitas escribir para contar lo que has soñado, los sueños suelen ser extraños y puede que estén diciendo algo de tu subconsciente… no lo sé. Pero sí es, por lo menos, curioso, intentar recordar lo que has soñado. Es todo un ejercicio que va a más conforme lo ejercitas.

Puede que necesites escribir sobre algo que te duele. Lo desmenuzas para desahogarte, para entender, para aceptar, para gestionar, para superar.

Quizá escribes sobre tus metas por cumplir. Profundizándo en ellos puedes disfrutar dándole forma. Y/o puedes intuir cómo de realizables pueden ser o si son solo una fantasía… cuidadín que no te atrapen y te causen frustración.

O puede que escribas para ordenar ideas. Esto es muy necesario. Si una habitación, una casa, un espacio ordenado crea estabilidad, imagina tu cabeza.

Las personas que somos inquietas y tenemos muchos frentes abiertos necesitamos hacer esto de vez en cuando para no desbordarnos. Pongo los pies en la tierra, marco prioridades, me repito a mí misma que a veces no se puede con todo.

Aprendo a decir: «Ahora, no».

Escribir me recuerda Respirar Profundamente.

Se trata de que siente bien escribir. De estar bien. De tener serenidad.

Si escribo por las mañana, temprano, me prepara para encarar el día con otra actitud.

Si escribo por la tarde/noche, me ayuda a hacer balance del día e ir desacelerando con gratitud por las cosas buenas que me han pasado en el día.

Y si algo me está impidiendo llegar al final del día con un buen sabor de boca, todavía estoy a tiempo de gestionarlo.

Mi diario. Escribir es maravilloso. Es encontrarte contigo misma.

Y siempre, siempre, un mensaje positivo hacia ti misma.

Soy maravillosa, y humana. Y escribo desde el alma.

#PorqueAhoraEsMiMomento

Y es que escribir es un momento solo para ti, es tu momento.

Nos vemos en la próxima publicación,

El alma de Ruth.

Y recuerda, No siempre se puede estar positiva, todos esos sentimientos que nacen de ti, también forman parte de ti. Acéptalos. Y acéptate tal y como eres.

3 thoughts on “Mi diario. La pintura de mi voz…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *