Silencios…

El Silencio, ese gran incomprendido. A menudo relacionado con rechazo y con problemas. Y es que, aunque el silencio individual es un momento hasta necesario con uno mismo, cuando estamos en compañía puede decir tantas cosas. Silencios…

Viviendo en una época en la que ir deprisa es lo normal, en la que casi todo es acelerado para poder cumplir nuestra apretada agenda diaria. Casi ni escuchamos porque nos falta tiempo para hablar, y a menudo, escuchamos mientras pensamos qué vamos a decir.

Cuando de pronto nos encontramos con un silencio, ¡Ostras! algo mala pasa!.

Desde niños el silencio se considera aburrido. Estamos mal acostumbrados a tener ruido a nuestro alrededor tooodo el día. Radio, música, tele, hablar… lo que sea con tal de no estar en silencio.

Yo quiero defender el silencio!! 😀

Me encanta cuando me levanto más temprano que el mundo, para disfrutar de ese silencio absoluto. No es solo ruido de personas. Es ruido de coches, de máquinas funcionando, es el mundo en marcha.

De acuerdo, ese es ese silencio individual que ya sabemos que es necesario.

El silencio no tiene por qué ser solo cuando se medita, o cuando uno no está bien. Tampoco tiene que relacionarse con que uno sea poco sociable. El silencio da paz. Es un instante que te hace desacelerar, tomar consciencia del momento. Viviendo el aquí y ahora. Porque mis necesidades también cuentan.

Defiendo también el silencio en compañía. Silencios…

  • no pasa nada por ir en un coche dos personas y no tener que mantener una conversación todo el rato. Aprendamos a no incomodarnos por esto.
  • es magnífico cuando en casa podemos compartir espacios en silencio. Cada uno con sus quehaceres.
  • es fabuloso cuando puedes compartir una actividad, como andar, senderismo, deporte, visitar un museo, y muchas más, y puedes tener tus momentos de centrarte en ti. De que la otra persona se pueda centrar en ella también.
  • y cualquier ejemplo que conlleve momentos de silencio.

Silencios… Sin que ninguno piense que el otro está siendo descortés.

En todo caso, creo que algo tan sencillo como comunicar que qué bueno es poder saborear este ratito en silencio mientras disfrutamos del camino en coche, del museo, del deporte, etc.

La comunicación, como siempre, es la que marca la diferencia para que ninguno realice libres interpretaciones de ninguna situación.

Para mí el silencio es gritar hacia dentro: ME SIENTO BIENNNNNNNN!!!! 😀

#PorqueAhoraEsMiMomento

El silencio da paz. Es un instante que te hace desacelerar, tomar consciencia del momento. Viviendo el aquí y ahora.

Y recuerda, el saber buscar tu bienestar para que los deseos de los demás no se antepongan a tus necesidades es tarea tuya:

Y si quieres más,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *