No sabemos de cuánto somos capaces.

No sabemos ni podemos controlar lo que la vida nos depara… Otra cosa distinta es que los planes se materialicen como habíamos pensado. Muchas veces no es así. Y nosotras, no sabemos de cuánto somos capaces.

No creo que ya esté escrito, no lo creo, eso significaría para mí que, haga lo que haga, conseguiré, o no, mis metas, y esto no lo creo en absoluto. Estoy convencida de que nosotras tenemos mucho qué decidir sobre qué hacer y hacia dónde ir.

Cada pérdida o derrota nos zarandea y nos hace reinventarnos, estar aprendiendo constantemente y salir fortalecidas una vez superadas la rabia, la frustración y el bajón del intento fallido.

Pero si usamos esa experiencia, por negativa que haya sido, para superarnos, para crecer, y considerarla como una oportunidad de demostrarnos a nosotras mismas de cuánto somos capaces, nos empoderaremos y seguiremos adelante.

Porque no sabemos de cuánto somos capaces hasta que la vida no nos hace sacar fuerza de lo más profundo de nosotras.

Esto es muy fácil decirlo cuando las cosas van bien… también lo sé… también lo he vivido. Pero es en esos momentos, cuando estamos plenas, cuando debemos prepararnos para cuando tengamos un revés inesperado.

Estoy convencida que todo el mundo prefiere enfrentar con fortaleza los momentos duros de la vida, aunque sabemos que forman parte del camino. Pero la realidad es que no siempre somos capaces de tomarlo con «tanta deportividad».

Eso es una de las cosas buenas de hacerse mayor, sinónimo de haber vivido, sinónimo de experiencia, de tener ya aprendidas lecciones que nos abren mente, ojos y alma.

No hay fórmula matemática para prepararnos para cuando la vida nos sorpende con un golpe demoledor. Ojalá la hubiera.

Ojalá puedira daros indicaciones para cuando lleguen esos momentos… ojalá alguien me las hubiera dado a mí.

El propósito de esta publicación es solo recordarnos que, la vida, de un día para otro cambia como no te puedes ni imaginar.

Y mejor tenerlo presente. Nos hace valorar más lo que tenemos. Nos hace saber que nada es eterno. Cuidemos a quienes amamos.

#PorqueAhoraEsMiMomento

chica en imagen con varios colores transmitiendo incertidumbre

Nos vemos en la próxima publicación,

El alma de Ruth.

Y si quieres más,

https://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2016-05-14/superfuerza-situaciones-graves-levantar-coche_1194259/

3 thoughts on “No sabemos de cuánto somos capaces.

    1. Muchas gracias por tus palabras, Ruth.
      Así lo creo yo también, la vida nos enseña si estamos dispuestos a aprender. <3
      Un saludo y gracias por comentar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *