Quiérete… ¿lo haces?

Aunque me gusta «desmenuzar» cada uno de ellos y dedicarles una publicación completa paso por paso para interiorizarlos plenamente, me he dado cuenta por vuestros comentarios que es necesario que tengamos presente un guión completo de todo lo que significa quererse. Quiérete… ¿lo haces?

Y en esta ocasión vamos a darle forma, no sé si el orden es el correcto para ejecutarlo, para mí todos los pasos son importantes y lo que quiero es que no dejemos ninguno atrás:

  • conócete: yo me ayudé con el diccionario, sí, con el diccionario. 😀 Busqué adjetivos calificativos y, con sinceridad, me preguntaba a mí misma si yo soy así. Lo bueno, y lo malo, o menos bueno.
  • acéptate: a mí me ayudó mucho escribir en una lista todo lo que yo creía que era malo, lo que no me gustaba… excudriñé en mis sentimientos más negativos. Y al final de toda esa lista escribí en mayúsculas, TAMBIÉN SOY ASÍ, BUENO, ¿Y QUÉ?, me lo repetí hasta la saciedad. Todos estos sentimientos también nacen de mí, no sé si alguno tendrá su razón de ser, no sé si nací con ellos, lo cierto es que también los siento y los acepto.
  • cuídate: ten unos buenos hábitos, sé que es difícil cuando estás de «bajón» y no tienes ganas de nada, lo sé. Pero hay que esforzarse. Por comer sano, por hacer un poquito de deporte, aunque sea solo andar, no abandones tus cuidados personales, siéntete limpia y ponte tus cremitas para verte bonita. Relaciónate, aunque sea un poco. Sal a pasear, id al campo a coger unas hojas o flores para hacer un centro para un rincón de tu casa.
  • ten una actividad: tu mente necesita dejar de pensar tanto y tener un objetivo. Trabajo, hobby, estudio, lectura, proyecto… algo habrá que te guste y que te motive. A mí me ayudó mucho tener plantas, empecé con una, y de una salió otra, y empecé a relacionarme con gente a la que le gustan las plantas, y cambiábamos opiniones y brotes, ahora tengo unas cuantas, sin gastar apenas dinero, y disfruto cuidándolas.
  • respétate: no te hagas y no permitas que te hagan lo que tú aconsejarías a tus amigas que no permitieran.
  • valórate: escribe en tu diario cuántas cosas buenas hay en ti, mírate al espejo y dilas en voz alta, escúchate a ti misma decirlas. Tu mensaje hacia ti misma tiene que ser de amor. Mírate a los ojos y dite cuánto te amas, que te aceptas, que te perdonas por no haberte cuidado durante tantos años. Valora dónde estás, cuánto te ha costado llegar hasta aquí, y siéntete orgullosa por ello.
  • quiérete: todo esto que hemos descrito te ayudará a quererte.

Quiérete… ¿lo haces?

No sé si me he dejado algo, seguramente, porque mi memoria es así… 😀

Ya irán saliendo y seguiremos trabajando cada una de ellas.

No te agobies por tanto como conlleva quererte a ti misma, continuaremos trabajando, como hasta ahora, cada uno de ellos individualmente para que no nos quede nada por decir ni «masticar».

Espero que todo esto te ayude tanto como me ha ayudado, y me sigue ayudando, a mí.

#PorqueAhoraEsMiMomento

chica caminando por la orilla de la playa
El proceso de aprender a quererse es un camino individual… tú eres quien debe recorrerlo.

Nos vemos en la próxima publicación,

El alma de Ruth.

Y recuerda, el poder está en ti, tú sigues siendo la misma, solo necesitas cambiar la forma en la que te miras…

2 thoughts on “Quiérete… ¿lo haces?

  1. Muchas gracias, Peter!… celebro que te gusten!. esa es la idea, que reflexionemos, a lo mejor no hay nada que cambiar, pero al reflexionar tomamos consciencia de cómo son las cosas.
    Gracias por tu comentario. Un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *