¿Hablar sola en voz alta?

Desde pequeña escuchaba que si alguien habla solo es que está loco… nunca entendía muy bien cómo es posible que uno hable solo, a lo mejor era verdad que uno se vuelve un poco loco… ¿Hablar sola en voz alta?

Hasta que un día, de pronto, empecé a hablar sola… imagina mi cara cuando me di cuenta!! 😀

Pero vamos por partes:

¿Entre hablar con uno mismo y reflexionar hay mucha diferencia?, la diferencia cuál es, qué estás hablando en voz alta?

¿Acaso no estamos «representando» el momento de estar hablando con alguien para ampliar los posibles puntos de vista?

O quizá hablamos en voz alta porque también necesitamos escuchar en voz alta cómo suenan nuestros pensamientos... a veces la mente tiene unas ideas que en el momento que las verbalizas te das cuenta que no suenan como tú las imaginabas en tu mente.

Tranquila. Hablar con uno mismo es síntoma de buena salud y además tu cerebro está funcionando.

Si hablamos de Autoestima, escucharte a ti misma decirte cuantos valores tienes, tus aptitudes, tu actitud, tu fuerza, tus logros.

Es un fantástico ejercicio para hacer cada mañana frente al espejo. Son solo 2 minutos, pero disfruta de esos dos minutos.

En voz alta, mirándote a los ojos, sabiendo cuánto te ha costado llegar a dónde estás y valorándolo. Valorándote.

No dejando que nadie te haga sentir mal.

Y ahora ve, y ten un buen día.

¿Hablar sola en voz alta?

Si nos referimos a darle vueltas en la mente a un tema que nos preocupa, hablarlo ayuda, hablarlo tantas veces como necesites, si cuatro ojos ven más que dos, imagina ocho!!

Pero tanto si te gusta compartir tus inquietudes con más o menos gente como que eres más reservada, es obvio que si seguimos pensando en esa cuestión es que todavía no estamos seguros de tomar la mejor decisión. Todavía no hemos dejado ese tema atrás.

Y hablarlo en voz alta ayuda en ese proceso. Estás reflexionando escuchándote a ti misma. Apuesto a que la mayoría de las veces que piensas en voz alta es al mismo tiempo que haces otras cosas, como ordenar, limpiar, asearte, cosas que salen sin esfuerzo porque seguramente sean rutina. No necesitas concentración para realizar esas otras actividades. Y tu mente va por otro lado.

Así que tranquila, no estás loca 😀

Estas son solo dos de los beneficios de hablar sola en voz alta… pero seguro que tú ya habías notado lo bien que te sienta hablar contigo misma.

Hay más ventajas, ya las iremos plasmando, desmenuzando, exprimiendo… todo por seguir cultivando lo que nos haga sentir bien, alimentando nuestro bienestar, creciendo en nuestro yo interior.

Estoy bien. Todo va a estar bien.

#PorqueAhoraEsMiMomento

imagen simpática de chica que casi se cae dentro de un lavadora
un punto de humor para describir que pensamos mientras hacemos otras cosas

Nos vemos en la próxima publicación,

El alma de Ruth.

Y recuerda, este poquito de tiempo que puedas dedicarte a ti misma es lo que puede marcar la diferencia

Y si quieres más,

https://www.udelistmo.edu/blog/modo-u/hablar-solo-es-senal-de-inteligencia-por-que

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *