Mucho más que Asertividad…

Soy de las que creía que la Asertividad se limita a saber decir lo que no es agradable. Mucho más que Asertividad… cuando hay tratar un tema espinoso, o cuando tienes que «pelear» por tus derechos, para no dejarte pisotear, para poner a la gente en su sitio con buenas maneras, a tener valor para afrontar una situación que me causa desasosiego, para no sentirme desbordada… infinidad de ejemplos en esta línea.

Pero, obviamente, cuando ya hemos llegado a este punto, es que ya hemos hecho nuestro juicio, y hemos «condenado», claro. Por eso recurrimos a la Asertividad, para salir de una situación embarazosa… seguramente porque no sabemos salir de ella… porque ya nos sentimos «dentro».

¿Y por qué recurro a ella cuándo la cuestión a tratar me incomoda?

Seguramente porque tenemos carencias de habilidades sociales que están tremendamente ligadas a la Asertividad:

  • tenemos que aprender a pedir: pedir favor, ayuda, consejo, opinión, etc.
  • aprender a decir NO sin sentirnos mal.
  • tenemos que aprender a exteriorizar, lo bueno parece que es más fácil, pero lo malo es tremendamente difícil.
  • y también a exteriorizar sentimientos, parece que nos desnudamos cuando tenemos que hablar de lo que sentimos, y nos sentimos vulnerables.
  • tenemos que aprender a ser seguras de nosotras mismas, y no tener miedo a la gente.
  • ser capaces de mantener una conversación sin que nos invada la inseguridad.

Así pues, la Asertividad implica tener desarrolladas un montón de habilidades sociales, que también necesito aprender…

otro frente abierto que espero poder desarrollar en este blog…

Porque todo está relacionado, decir un piropo me resulta fácil, pero me cuesta aceptar que me piropeen a mí, de pronto siento una vergüenza incómoda…

también lo trabajaremos… para todo esto estamos aquí!!…

Y reconocer todo esto es bueno!!!… tengo la sana humildad de reconocer mis carencias!… y me siento grande por no tener problemas en reconocer cuánto puedo mejorar todavía, siento que esto me pone en el camino!!…

Ponerle nombre a lo que no sabía ni qué me causaba desasosiego y me quitaba el sueño por no saber gestionar tantas situaciones, lo veo como algo súper positivo!!…

Porque todo está relacionado, porque una cosa lleva a la otra,

#PorqueAhoraEsMiMomento

primer plano de chica con los ojos bien abiertos

Nos vemos en la próxima publicación,

El alma de Ruth.

Y recuerda,

Y si quieres más:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *