Porque este es mi momento…

Qué gran paso el día que supe decir: ¿hablamos luego?, ¿lo vemos luego?, ¿lo hacemos luego?… porque este es mi momento.

No deja de ser una forma de decir NO, tan difícil!! … y qué buena manera de decirlo!! me siento tan satisfecha!!

No es por ti, es por mí… está tan bien dicho que me hace sentir súper bien!!, Asertiva, dando una alternativa, lo que quiera que sea de lo que estemos hablando, seguramente pueda esperar un poco y posponerlo hasta dentro de un rato.

Lógicamente no estoy en mis horas de trabajo, jajajaja, estoy dando por supuesto que alguien está interrumpiendo ese momento al día que he decidido que sea para mí. Ese huequito que he encotrado en mi apretada agenda del día. Fuera del resto de mis obligaciones a las que me dedico en cuerpo y alma.

Es una manera de decirlo que no me hace sentir mal decir NO, ahora, no… porque no es un NO rotundo, es un «hasta después»… 😀

Y esto no deja de ser un ejemplo de cómo se puede encontrar las fórmulas que necesitemos para saber mantenernos en el lugar que queremos mantenernos sin sentirnos mal por ello.

Porque este es mí momento, para dedicarme a mí,

  • Encontrarme conmigo misma.
  • Ordenar mi mente como ordeno mi casa.
  • Cuidar mis sentimientos como cuido mi jardín.
  • Ponerme bonita por dentro como lo hago por fuera.
  • Amarme como amo a mi hijo.
  • Tener palabras amables conmigo como las tengo con mis amigas.
  • Planificar mi trabajo personal como planifico mi agenda de trabajo.
  • Aprender a gestionar mis emociones como me esfuerzo por saber de Geografía.
  • Conocerme a mí misma como me esfuerzo por entender las nuevas tecnología.
  • Apasionarme por mi crecimiento personal como me apasiono por el Arte.
  • Disfrutar con lo que hago como disfruto con un juego…

Una cosa detrás de otra…

#PorqueAhoraEsMiMomento

andando se hace camino
este momento del día cuándo solo necesito de mis pasos…

Nos vemos en la próxima publicación,

El alma de Ruth.

Y recuerda…

Y si quieres más:

https://psicologia-estrategica.com/aprender-decir-no-poner-limites/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *