¿Qué necesito?

Parece una pregunta sencilla… pero, ¿de verdad te haces esta pregunta a menudo? ¿Qué necesito? Creo que, normalmente, nos solemos contestar a esta cuestión respuesta que ni pensamos, por supuesto son las respuestas del Primer Nivel de necesidad: necesito un trabajo, necesito que mi gente esté bien, salud, necesito llegar a fin de mes… y poco más.

Y todo esto es correctísimo, ¡por supuesto!! son los pilares de todo lo demás!!

Obviamente si tu energía está enfocada en encontrar un trabajo, no hay muchas más pregunta que hacerse. Si tu preocupación es cómo pagar las facturas básicas para vivir, o si te quita el sueño no saber qué poner mañana en la mesa para que tu familia tenga una alimentación sana, variada y equilibrada. Y ni qué decir tiene si alguno de las personas queridas tiene una enfermedad.

Cualquier otra pregunta suena estúpida con estas cuestiones por delante.

Afortunadamente, y repito hasta la saciedad. Afortunadamente todo lo que surge de este blog son cuestiones de partiendo de la base que ese Primer Nivel de Necesidades está cubierto. Y estoy súper agradecida porque esto sea así. Soy una privilegiada!!!

Pero una vez que esto básico está cubierto, que sé que soy una privilegiada, que tengo una vida maravillosa, que lo tengo todo!!, y no tengo ni derecho a quejarme de nada!!… porque no tengo que mirar muy lejos para darme cuenta de todo esto que digo, con la boca llena de gratitud.

¿Necesito algo más?

Respuestas del Segundo Nivel de Necesidad.

Sí, yo sí necesito algo más. Necesito trabajar en mí todos los días.

Precisamente para eso, para seguir valorando lo que tengo. Mis necesidades del Primer Nivel están cubiertas.

Necesito trabajar en mí todos los días para:

  • que la rutina no me aplaste
  • seguir teniendo un sentido en mi vida
  • seguir valorando lo que tengo
  • disfrutar con la vida sencilla

#PorqueAhoraEsMiMomento

una flor roja destacando entre las demás
mis necesidades son importantes incluso siendo distintas

Nos vemos en la próxima entrada,

El alma de Ruth.

Y recuerda, tú eres lo importante,

Y si quieres más:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *