Asertividad… al final la rara soy yo.

Asertividad… al final la rara soy yo. Porque ser Asertiva engloba todas las cualidades que yo quiero tener. Empezando por ver el lado positivo de las cosas y de las personas.

Qué ocurre con esto?… que me encuentro con que la mayoría de la gente no es así… estoy cansada de estar en reuniones y en conversaciones, dentro del mismo grupo de amigos, dentro de la misma familia, dentro de los mismos compañeros de trabajo, y en las redes sociales ya ni comento, dónde lo que prima es el hablar mal de los que no están, de la sociedad en general, porque todo está mal, porque no se valora nada… porque da igual lo que se haga o lo que se diga, siempre está mal, y ni hablamos de políticos, el desprecio se puede cortar.

Y al final la rara soy yo, porque intento que no se hable del que no está, intento que no se juzgue sin tener toda la información, intento no despreciar a nadie porque no ha actuado como yo lo habría hecho…

Y esto me genera una mala energía que no puedo soportar, nadie ve lo bueno, todo el mundo se queja de todo, es como que si no lo hago yo o no está hecho a mi manera, ya no es válido. Todo el mundo quiere una política a la carta, una religión a la carta, unas reglas de juego a la carta… es tóxico!!

Y sabes qué pasa? que la inadaptada soy yo.

Y no puedo con tanto.

Asertividad… al final la rara soy yo.

Pero para no caer en ese círculo de estar viendo el lado negativo de las cosas… porque solo con escribir esto de arriba noto como ese «germen» de malestar quiere crecer, y se trata de que no crezca. Lo corto de raíz.

Entiendo que a las personas les pase esto… y, de cualquier manera, no puedo hacer nada al respecto… solo aceptarlas como son, poner mi granito de arena para que la situación cambie en la medida de lo posible y estar lo suficientemente fuerte y «trabajada» como para que no me afecte esa negatividad.

Intento comentar desde una manera justa e imparcial, pero claro, cuando uno esta en modo radical, llevarlo al centro es muy difícil… cada uno cuenta la película como le va.

Antes me callaba, para evitar malos rollos y evitar confrontaciones. Y porque alguien con un mínimo de argumento me callaba.

Ya, no.

Aprendiendo a ser Asertiva empiezo a atreverme a opinar, incluso si la otra persona está radicalizada. No intento convencer a nadie, pero sí expresar mi opinión e intentar que conozcan mi postura, para que también tengan un poco de cuidado con sus comentarios.

Y, aunque con un poco de miedo al principio, miedo a meter la pata, miedo a decir algo inapropiado, miedo en definitiva a salir de mi zona de confort y decir NO, y expresar un punto de vista distinto.

Esto es un gran logro para mí!!!

Asertividad… al final resulta que la rara soy yo. Y ahora que me he dado cuenta que no pasa nada, que no ha pasado nada, con esa situación que me incomodaba… me siento muuuucho mejor.

Bien hecho!!!

#PorqueAhoraEsMiMomento

chica espcial que no sigue a la mayoría

Nos vemos en la próxima publicación,

El alma de Ruth.

Y recuerda, el objetivo es llegar a ser tú misma:

Y si quieres más:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *