Los chakras y la niña que hay en mí

Los chakras y la niña que hay en mí… En la última publicación conociendo más sobre los chakras, nos quedamos en que cuando el funcionamiento de estos es normal, cuando está «abierto», la energía fluye correctamente recibiendo la energía que nos llega del mundo.

Cuando el chakra está «cerrado» la corriente fluye del centro hacia afuera, se dice que el chakra está bloqueado a las energías que llegan.

La realidad imaginaria que proyectamos al mundo guarda relación con la «imagen» que nos hemos formado de aquel a través de nuestras experiencias infantiles, a través de la mente de la niña que fuimos.

Dado que cada chakra está relacionado con una función psicológica específica, lo que proyectamos a través de cada uno de ellos estarán dentro del área de funcionamiento de dicho chakra y será algo muy personal, ya que la experiencia vital de cada una de nosotras es única.

Cada una de nosotras tenemos tres o cuatro chakras que están cerrados en un momento determinado.

Como los chakras no solo son metabolizantes de la energía, sino que también la detectan, sirven para proporcionarnos energía del mundo que nos rodea.

Si tenemos bloqueado algún chakra, no dejamos que entre información. Por tanto nuestros chakras fluyen en sentido contrario, hacemos salir nuestra energía enviándola al mundo, detectamos la energía que hemos enviado y decimos que eso es el mundo. Es lo que en psicología se llama proyección.

Los chakras y la niña que hay en mí

Mucho que reflexionar al respecto, me parece un buen ejercicio de introspección para detectar en qué situación nos encontramos.

Me ha llamado la atención, aunque lo encuentro del todo lógico, que las vivencias y lo que «arrastremos» de nuestra infancia se refleja en los chakras, así pues, necesitaremos abrazar a nuestra niña interior para sanar lo que sea que necesite.

Me doy cuenta que todo está relacionado, y que casi es imposible ir trabajando punto por punto de manera aislada, están todos muy unidos y vinculados y uno lleva y afecta a los demás. De alguna manera, hay que ir ocupándose del conjunto.

#PorqueAhoraEsMiMomento

después de la tormenta sale el Arcoiris

Nos vemos en la próxima publicación,

El alma de Ruth.

Recuerda, los chakras son la energía que emana de ti:

Y si quieres más:

https://elpais.com/elpais/2014/01/16/laboratorio_de_felicidad/1389865768_138986.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *