Cuando el NO también es positivo… día 11.

Cuando el NO también es positivo… Soy una mujer completa. De verdad. Soy autosuficiente, independiente, inteligente, autónoma, fuerte, creativa, activa, ambiciosa, abierta, resolutiva, positiva, sensata, cabal, soy flexible, buena persona, sé escuchar, aconsejo con el corazón, soy franca, honesta, leal, sincera, fiel, sencilla, humilde, cariñosa, justa, íntegra, complaciente, divertida, con sentido del humor, sé dar a la gente su lugar, reconozco y celebro los éxitos ajenos, reconozco cuando me equivoco y pido disculpas, sé mirar hacia adentro y reconocer mi parte de culpa en los errores, y generosa, soy muy generosa, cedo con facilidad, evito las discusiones, transmito paz, hablo suave, soy correcta, educada, considerada.

Soy una bella persona, auténtica, transparente, buena, noble, tranquila, me gusta hablar bien de la gente, me gusta decir piropos, alabar, resaltar lo bueno de cada uno, quiero de verdad. Me gustan las cosas bien hechas, soy concienzuda y trabajadora.

Cuando el NO también es positivo:

No pisoteo a nadie, lo que tengo me lo he ganado a pulso, sembrando con mi buen trabajo, mi constancia y mi dedicación. No soy rencorosa, aunque me hayan traicionado, no busco venganza, no sé ser vengativa. Solo me alejo, pero no busco venganza.

No impongo mi criterio, respeto otras opiniones y otros puntos de vista, pero eso no significa que deje que me impongan o me hagan cambiar de criterio… defiendo mis ideales, justos, éticos, equiánimes, humanitarios.

Pero también soy NO me dejo pisotear, NO me dejo humillar, ni menospreciar, ni insultar, aunque defiendo que no ofende el que quiere si yo no le doy importancia a palabras necias. Pero sé ponerme en mi lugar.

En definitiva… con sensatez busco el equilibro entre lo que SÍ y lo que NO.

Me quiero y me empodero, NO por encima de nadie, pero tampoco por debajo, en su justa medida, sintiéndome bien, sin necesitar de hacer sentir mal a nadie para lograrlo.

mujer andando de espaldas

Nos vemos en la próxima entrada,

El alma de Ruth.

y recuerda, saber decir NO también es importante:

y si quieres más:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *