Tengo que quererme más.

Tengo que quererme más. Lo repito y lo repito. Y desde esta premisa, acepto que necesito aprender a quererme más.

Nunca es tarde.

Cambia esa frase por esta afirmación:

me quiero, porque merezco quererme, porque soy digna de mi amor hacia mí misma.

me quiero, me quiero, me quiero mucho, y me acepto, me acepto tal y como soy. Me quiero y me acepto, me quiero y me acepto. Me quiero y me acepto.

Y así, tantas veces como necesite. Hasta que me lo crea. Hasta que lo sienta.

Pero cómo solo decirlo no basta, por eso trabajo a diario en mi diario. 😀

Porque la Autoestima no es un interruptor de la luz que uno quiere encender y «voilá» se prende la luz.

La Autoestima se siente.

Y todo objetivo de este blog es trabajar en la Autoestima. Base fundamental para todo lo demás. Para creerme capaz de todo lo demás. Porque lo soy, solo me falta creerlo.

Y ojalá todas estas reflexiones te sirvan también a ti. Si es que te encuentras en un momento de tu vida que necesitas reforzar tu Autoestima. Si es que necesitas quererte más.

Porque cada vez estoy más convencida de que el poder está en nosotras. Dentro de nosotras. Tenemos que aprender a sacarlo. Y a sacarlo bien. Para que el círculo sea completo.

No se trata de empoderarnos tanto que nos volvamos ni déspotas ni tan autosuficientes que desechemos el concepto equipo.

No.

Se trata de ser personas completas. Sanas. Equilibradas. Y sobre todo, FELICES.

Y la base de todo esto, es quererte. Porque mereces quererte.

Es quererme. Porque merezco quererme.

#PorqueAhoraEsMiMomento

Nos vemos en la próxima publicación,

El alma de Ruth.

«chequéate» por dentro:

Y si quieres más:

https://www.leadersummaries.com/ver-resumen/el-poder-de-la-autoestima

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *